Month: April 2013

“Cuentos de Eva Luna: Perspectiva Feminista”

Posted on Updated on

Autora, Isabel Allende, conocida y respetada en América Latina y Europa. Autora de muchos libros, incluyendo La Casa de los Espíritus, De Amor y Sombras, Eva Luna, y Los Cuentos de Eva Luna. Originalmente nacida en Perú, criada en Chile, y hoy vive en el norte de California. Como escritora, otros escritores le han honrado por su estilo literario como “únicamente mágico. . . una de las mas finas del mundo, la mas elegante, escritoras asombrosa.” El comentario más impresionante dice que en América Latina ella es “la presencia literaria más grande.” Allende tiene un don para la narración. Sus historias son descriptivas, apasionadas, y a veces dolorosas. Desde su experiencia, ella da un vistazo a la vida experimentada por ambos, hombres y mujeres en América Latina.

En este papel, deseo reflexionar un poco sobre dos de sus libros. El primero es, Eva Luna. El segundo es, Los Cuentos de Eva Luna. Eva Luna, fue el primer libro escrito, seguido por Los Cuentos de Eva Luna. En el primer libro, la protagonista y narradora Eva Luna, comienza su historia recordando la historia de su madre y sus  propias experiencias al haber creciendo en ese hogar. El segundo libro continua esta misma historia, pero elaborando con historias que Eva Luna ha tenido durante su vida. El libro Los Cuentos de Eva Luna, comienza con una conversación entre ella y su amante Rolf Carlé. Después de tener una experiencia amorosa con su amante, El le dice a Eva, “cuéntame un cuento,” “uno que no le ayas contado a nadie . . . invéntalo para mi” (5). Lo interesante de estos libros es la manera en la que ella conecta cada uno de los actores en cada capitulo.

En estas dos novelas, la presencia o ausencia de palabras es un tema que se  desarrollado en todo el libro. En sus libros, las palabras tienen poder. Al contrario, de su sociedad donde el poder estaba en las manos de los ricos y privilegiados, ambas Eva, y su madre Consuelo, con palabras son capaces de reclamar su propio poder, al narrar  sus propias historias. Por la descripción que Eva da de su madre, es posible que su madre allá sido una curandera. Su madre tenia un talento único para prepara remedios caseros.  En ambos libros, las mujeres son frecuentemente descritas como invisibles, casi inexistentes, difusas dentro de su ambiente (21,30 1989).  La madre de Eva fue una huérfana que vivió su juventud en un convento y esta fue la misma experiencia que tuvo su madre en el convento. Esta misma experiencia continúo con su amo. Su presencia se perdía entre los muebles le la casa.  Lo mismo le paso a Eva, el amo de su madre nunca la tomo en cuenta. Su presencia pasaba desapercibida. En sus cuentos, la mayoría de las mujeres no son reconocidas como personas merecedoras de respeto. Eva afirma esto diciendo:

Mi madre fue una persona callada, capaz de camuflagearse detrás de los muebles y de desaparecer entre los diseños de las alfombras. Nuca se movió, era cono si nunca hubiera estado ahí. (21)

Este escrito busca reflexiona sobre el papel que el genero masculino y femenino toman en los cuentos que Eva Luna relata. Los temas de raza y clase pudieran ser analizados, pero es imposible en el espacio de este papel. La historia de América Latina, desde el comienzo de la colonización experimento los efectos de género, raza y clase. Todas estas cosas se repiten en los libros de Allende. En muchas maneras sus cuentos son opresivos, y la pregunta con la cual quiero concluir es, Hay esperanza para las mujeres dentro de los contextos de estos cuentos? Y ¿Si es así, como?

Eva Luna, la protagonista, es la hija de una mujer de piel muy clara, la cual la ponía en una posición un poco mas alta (5 1988). Pobre, nodriza pero específicamente la “sirviente” de su amo (12). Su padre fue referido como el “Indio,” (17 1988) que trabajaba en el jardín del mismo dueño. Eva lo describe como un hombre de “manos, grandes, de piel morena oscura y fuerte” (17 1988). Para el dueño, quien era un científico, (17 1988) este ‘Indio,’ de piel oscura, tenia poco o nada de valor. Eva Luna, podría ser considerada mestiza. En su testimonio, Eva dice que de su padre heredo su vigor, y de su mama todo lo demás (21 1988). Poco fue dicho sobre su padre quien dejo, a su amante después de hacerle el amor, posiblemente para proteger el honor de Consuelo. Para Eva, su madre fue la fuente de su inspiración. En sus propias palabras Ella dice:

En mis pies puso los tesoros del Oriente, la Luna, y todo lo deamas. Ella me redujo al tamaño de una hormiga para que yo pudiera experimentar el universo desde ese minúsculo lugar; me dio alas para verlo desde los cielos; me dio la cola de un pez para que conociera la profundidad del mar. (21 1988)

Eva dice que su madre podía construir palabras de un mundo más amplio para ella. Ella hacia esto utilizando palabras para recontar cuentos de afirmación y esperanza.  Su mama le decía que: “las Palabras son libres” (21 1988) y así las apropiaba, porque “todas eran ella” (21 1988). En ambos de los libros de Allende, las palabra tienen una función importante. Porque a través de palabras Eva y su madre tenían la posibilidad de imaginar otro mundo, donde las mujeres eran dadas libertad fuera de un mundo machista y patriarcal. De esta manera las palabras sirvieron una función libertadora. Eva dijo:

Ella sembró en mi mente la idea de que la realidad no es solamente lo que vemos superficialmente; la realidad también tiene una dimensión mágica y, si lo deseamos, es legitimo mejorarlo y colorearlo para hacer nuestra jornada de la vida menos cansada. (21 1988)

Para Eva, los cuentos de su madre, son un aspecto importante de su identidad y de afirmación como mujer. Además, Eva Luna dice:

Cuando ella hablaba del pasado, o decía sus cuentos, el cuarto se llenaba de luz; las paredes se disolvían para revelar increíbles paisajes, y palacios llenos de inimaginables objetos.  (21)

Con todo su aspecto, los cuentos de Eva, tienen un sentido prevaleciente de que las  mujeres no son valorizadas, o no son tan valoradas como lo son los varones. En sus cuentos, Eva describe el efecto de las ideas machistas y patriarcales en las vidas de las mujeres. En este contexto socio-histórico, se esperaba que a las mujeres cuidaran de sus esposos, sus hijos, (hijas) y de sus padres, si estos todavía vivían (169 1989). Frecuentemente, las mujeres eran representadas trabajando sin cesar como sirvientes, cuidando de las necesidades de otros, y como resultado terminando exhaustas (19). En los cuentos de Eva, es obvio que era mejor ser varón que ser una hembra (20 1988). Cuando Eva nació, la comadrona le digo a su madre “mala suerte, es una mujer” (20). En respuesta,  su madre, Consuelo, rápidamente reclamó el valor de su hija diciendo: “Pero ella venía pies primero, y esta es un señal de buena suerte” (20). Después, su madre le nombró Eva, porque que “así ella amaría  la vida” (20).

Las mujeres eran obligadas a servir a los hombres sexualmente. (179 1989). En este contexto, las mujeres no eran libres de seguir sus propios deseos y placeres. Además, el maltratado de la mujer era común, ampliamente practicado y aceptado (91). Diariamente, las mujeres experimentan abuso, no solamente verbal pero también físico, al ser golpeadas y tratadas como un objeto. La mujer era como un objeto sexual para satisfacer a los hombres. Los valores de esta culturas, permitía que hombres trataran a las mujeres como quisieran. Frecuentemente, los hombres humillaban a sus esposas, ambos en lo privado y en lo público (26). Eran humilladas al ser llamadas con las palabras tales como: “maldita,” (36 1989) “fea,” (92 1989) “idiota,” (92 1989) “imbécil” (33 1989). En comparación con los hombres, el papel de las mujeres era para servirle, he intuir los deseos de los hombres (179) y proveerlos con placer cual ellas mismas eran negadas a experimentar. Las Mujeres eran consideradas dispensables, descritas como “animales,” (177) no como personas.

En sus cuentos, los varones son representados como los patrones de la casa. Ellos tenían dominio sobre todos y sobre todo. Hay un sentido de que es necesario que al varón debe de cuidar de la mujer. Las mujeres eran incapaces de cuidar de si mismas o de  (9 1988) manejar su propio dinero. De la iglesia aprendieron a ser obedientes y de cuidar de sus esposos (27). Las vidas y las historias mujeres no eran tan importantes como las historias de los varones (180 1989).

Donde esta la esperanza en los cuentos de Eva? En la vida de Eva, encontramos la esperanza en la igualdad cuando ella hace el amor con su amante Rolf, como lo cuanta en el segundo libro. En sus cuentos, las mujeres eran negadas la oportunidad de experimentar el placer. En su vida propia Eva, reclamó las palabras de su madre, quien quería vida, plena, para ella. Al hacer el amor con Rolf Carlé, no solamente tuvo placer en el acto sexual, sino que no fue tratada como un objeto sexual para el placer de un hombre. El derecho del placer es lo que toda mujer merece. La esperanza es la posibilidad de tener una relación mutua, donde cada uno, pueda afirmar al otro, no solamente verbalmente pero también físicamente. El nombre de Eva tenia el gran secreto de su madre, VIDA, cuidarle, disfrutarle, y a amarle, plenamente.Image//

Advertisements